El desgarrador relato que cambia la historia en el presunto caso de filicidio en Luque

La niña de 5 años, quien sobrevivió luego de estar dentro de un tambor con agua y cloro, brindó un testimonio desgarrador y que fue determinante para que la historia de un giro de 180 grados.

General 05 de enero de 2024 ULTIMA HORA
?url=https%3A%2F%2Fk2-prod-grupo-vierci.s3.us-east-1.amazonaws.com%2Fbrightspot%2Fc4%2F92%2F174ab8d1

Los padres de una niña de 5 años y de un niño de 4 años fueron procesados por violación al deber del cuidado, ante las primeras declaraciones que dio la madre.

Pero la historia cambió y ahora están procesados por homicidio doloso y tentativa de homicidio doloso.

Según las versiones que maneja la Policía Nacional, la madre dijo en principio que estaba haciendo un trabajo de limpieza cuando sus hijos cayeron al tambor con agua y cloro.

Fueron los vecinos los que auxiliaron a los menores porque la madre “no logró escuchar los gritos”, comentó el jefe del Departamento de Investigaciones de la Policía, César Diarte.

Luego, según informó NPY, la madre manifestó que, como está embarazada de seis meses, tenía que salir para realizarse ecografía, por lo que dejó a sus hijos encerrados en la casa.

No obstante, el testimonio de la niña de 5 años fue determinante para dar vuelta la investigación que inició el pasado 4 de diciembre, día en que ella y su hermano de 4 años fueron metidos dentro de un tambor con agua y cloro.

“Mi mamá me pega y papá también con la zapatilla. Mamá me metió en el tanque y papá también y ahora estoy en el hospital. Me da miedo mi mamá, pero le quiero, a mi papá también. Yo ya no me quiero ir en la casa, ahora quiero dormir ¿Puedo dormir?”

                   Relato de la niña de 5 años

Este es el breve relato que brindó la niña ante un sicólogo forense, luego de despertar el pasado 29 de diciembre en la Unidad de Terapia Intensiva. La misma consta en un acta, de acuerdo con NPY.

Su hermano lamentablemente falleció en el Hospital Regional de Luque tras las graves quemaduras que tenía en el cuerpo a causa del químico.

La niña sigue en estado delicado y luchando por su vida.

El Ministerio Público solicitará la prisión preventiva tanto para el papá como para la mamá, porque la prioridad es proteger a la niña y al bebé en periodo de gestación, de acuerdo con la fiscala Sandra Ledesma.

Los niños eran forzados a ingresar al barril por parte de sus padres como castigo, afirmó la fiscala y luego precisó que el padre trabaja en una aguatería y que usaba el tambor para la purificación del agua.

Asimismo, se presume que venían sufriendo violencia sistemática, con base a las declaraciones de los vecinos.

El llanto de los niños no llamó la atención de los vecinos

Una vecina, cuya identidad se omite, relató que “era normal” escuchar a los niños llorando, “porque así nomás son”.

“Yo escuché a partir de las 2:00 de la tarde que estaban llorando, pero no hice caso porque ellos son así nomás luego”, relató.

A las 2.30 seguí escuchando los llantos y su hijo le dijo “mami, mami, allá está pasando”, a lo que ella respondió “que las criaturas son así nomás luego y no le di importancia”.

Alrededor de las 15:00 volvió a escuchar fuertes gritos y salió para ver qué es lo que estaba pasando. Luego, a las 15.30 del 4 de diciembre, la madre de los niños salió corriendo de la casa.

En ese momento, los vecinos llamaron a los bomberos voluntarios para auxiliar a la niña de 5 años y al niño de 4.

Los nombres de los padres se omiten en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez y la Adolescencia, que prohíbe la publicación de datos que permitan identificar a los niños en situación de vulnerabilidad.

Te puede interesar
Lo más visto